Todo lo que debes saber para que tu gimnasio triunfe

Cuando se funda un negocio como el de los centros deportivos, hay varias cosas que tienen que tenerse en cuenta para que la inversión sea realmente efectiva.

  1. El estudio.Para empezar, una vez determinadas las actividades que se van a ofertar, es realizar una buena labor de investigación, en la que averiguar cuál es la oferta y la demanda existente en la zona. No podemos saturar la misma zona con más ofertas.  Esto es realizar el Benchmark: investigación de la competencia, precios, actividades ofertadas, formación y número de centros públicos y privados y cantidades aproximadas de clientes, recordando que la demanda no lo es todo en nuestro análisis: la oferta puede configurar cómo y qué ofrecemos desde nuestros servicios posibles.
  2. No ofrecer lo mismo que otros es el siguiente paso. Máquinas para gimnasios hay muchas, la limpieza no es un valor añadido: es un “must”, por lo que debemos encontrar es la variablilidad de servicios únicos u ofertados de forma que sea atractiva y contar con un software para gimnasios apropiado. Se trata de dar clases de materias novedosas, adaptables al cliente, buscar la novedad sin alejarnos de lo que siempre se demanda (los circuitos de pesas, las cintas de correr y ciclos estáticos, aeróbic y yoga…), llegando a las disciplinas nuevas que hayan demostrado su validez, como el cardio adaptativo o de alto impacto (cardioboxing, spinning) o actividades más pasivas pero novedosas y con gran aceptación (bodybalance). También lo más moderno como las cintas de equilibrio o clases virtuales en grupo, si procede.
  3. La promoción sustentada. No nos vale sólo con ofrecer servicios, hacer un panfleto o flyer y lanzarlo por el barrio. Hay que ser consecuentes con la promoción. Desde las redes sociales a nuestros comerciales, desde hacer pequeños eventos de barrio patrocinados (una clase de cardioboxing en un parque) hasta la inversión en una APP de seguimiento de cliente para poder estar en contacto con él y lanzarle nuevas promociones, reforzando la sensación de seguimiento e interactividad particular.
  4. Adaptabilidad en precios. Porque el factor que determina muchas veces sea el precio y no podamos competir con un gigante de las franquicias de centros deportivos no quiere decir que no podamos tener un precio justo con el que podremos jugar a lo largo del año aunándole promociones que lo hagan más atractivo, descuento por presentar a nuevos clientes y familiares o por uso en vacaciones de las instalaciones (no perdiendo así el contacto).

Enviar un comentario