¿Estamos ante una nueva era de los gimnasios?

Los gimnasios iniciaron su recuperación en 2014

slide-2La Unión Europea ha sido, sin lugar a dudas, una de las zonas económicamente más afectadas por el desequilibrio financiero que comenzó a gestarse a partir del año 2008. Aunque dicha crisis se inicia fundamentalmente en los Estados unidos, es en los países de Europa donde la misma ha provocado la más importante reducción de la actividad empresarial para la mayor parte de los sectores económicos. Empresas de distintos tamaños, sin considerar su grado de modernización ni la conformación de su capital, han encontrado serios obstáculos para su crecimiento y, en la mayoría de los casos, han visto disminuir el tamaño de sus mercados, lo que las ha obligado a impulsar una marcada transformación. A esta realidad no han escapado, por supuesto, las empresas dedicadas a la realización de actividades deportivas y de recreación, particularmente, los gimnasios.

Las altas tasas de desempleo y la reducción del gasto dentro de los hogares, entre otros elementos, se han traducido en un descenso significativo del número de usuarios de gimnasios desde el año 2008, dando lugar a un retroceso en el mercado, de acuerdo a los expertos, de alrededor de un 25%, en un contexto caracterizado por la fuerte rivalidad en precios entre las empresas existentes.

La referida crisis ha llevado a la quiebra a un gran número de gimnasios tradicionales para concentrar la oferta en, prácticamente, tres o cuatro gimnasios en cadenas. Estos últimos, a su vez, se han visto obligados a llenar sus instalaciones con un mayor número de clientes, a los fines de poder rentabilizar su inversión. A estas grandes cadenas, se han sumado los denominados “low cost“, en los que a un precio considerablemente bajo, las personas pueden hacer ejercicios al estilo de “sírvase usted mismo”.

Sin embargo, después de seis años de caída, se inicia desde mediados del 2014, una fase de moderada recuperación de los gimnasios, los cuales han comenzado a ver con entusiasmo, un aumento de su facturación. Se debe señalar, por supuesto, que a pesar de esa ligera recuperación, los cambios al parecer, vinieron para quedarse. Los grandes gimnasios que han logrado superar la crisis, han pasado de tener 8.000 o 10.000 clientes, a contar con la mitad de los mismos. Por si eso fuera poco, las mensualidades han pasado de alrededor de 100 euros a unos 50 euros, aunque los costes en personal e instalaciones prácticamente se mantienen e incluso algunos se han incrementado.

Los nuevos formatos, entre los que se encuentran los denominados “low cost”, los centros especializados en gimnasia para la mujer, los de gimnasia pasiva, los abiertos 24 horas, entre otros, han ganado participación en el mercado y están obligando a los pocos gimnasios tradicionales que han logrado subsistir, a iniciar importantes procesos de transformación, no sólo en lo que se refiere a la infraestructura y a sus equipos, sino fundamentalmente, en el aspecto organizativo y de gestión, resultando imprescindible un sistema de gestión de gimnasios.

Enrique De Hoyos

Resumen
Los gimnasios iniciaron su recuperación en 2014
Título del artículo
Los gimnasios iniciaron su recuperación en 2014
Descripción
Se inicia desde mediados del 2014, una fase de moderada recuperación de los gimnasios, los cuales han comenzado a ver con entusiasmo, un aumento de su facturación. A pesar de esa ligera recuperación, los cambios al parecer, vinieron para quedarse.
Autor

Enviar un comentario