Cómo montar una escuela de baile

Montar una escuela de baile no es tarea fácil. Cada tipo de negocio conlleva una serie de gestiones y actividades que lo hacen único y que hay que tener en cuenta.

Cuando hablamos de una escuela de baile, la principal pregunta que hay que hacerse antes de montar el negocio es en qué tipo de baile se especializará nuestra escuela, ya que cada vez más los clientes buscan la experiencia ante todo. Sobre todo cuando hablamos de danza, el alumnado prefiere ir evolucionando en la disciplina y poder tener una continuidad en la escuela, siendo para ello imprescindible contar con profesional preparado y sobre todo, especializado.

Pasos para montar una escuela de baile

A continuación te contamos los pasos necesarios para montar tu propia escuela de baile y que ésta sea un éxito.

  1. Estudio de mercado. Nunca deberías lanzarte a montar un negocio (da igual cuál) sin antes hacer un estudio de mercado. Esto implica el crecimiento de tu público potencial, la zona donde quieres montar la escuela y el perfil socio-demográfico de la misma.
  2. Establecer tu valor diferencial y posicionarte en el mercado. Este punto surge del primero. Una vez hayas estudiado el mercado, piensa y define una oferta que atraiga a tu público, especialízate y ofrece algo diferente a lo que ofrece tu competencia. Intenta centrarte en una disciplina y conseguir un alto índice de satisfacción de tu cliente.
  3. Las instalaciones son muy importantes. Para una academia de baile las instalaciones son fundamentales. Contar con un buen suelo, material, barras, espejos… todo influye en la experiencia de usuario. Además, si la clase no está adecuada para la actividad, pueden surgir lesiones en el alumnado que perjudicará gravemente a tu negocio. Intenta también aportar elementos extras como duchas, taquillas o vestuarios amplios. Un servicio de toallas, secadores de pelo o gel de baño hará que mejore el servicio, ya que son cosas que todavía no se están poniendo en práctica en las academias.
  4. Simplifica tu gestión diaria. Este tipo de negocio demanda muchísimo tiempo de quien lo dirija, más aún si debe impartir clases. Simplificar tu gestión diaria intentando automatizar la mayoría de tareas, hará que puedas dedicarle tiempo a lo importante, es decir, a tu alumnado. Contratar un servicio de limpieza, automatizar las peticiones de información lo máximo posible o contar con un software de gestión que te ayude en las tareas de administración y facturación son algunas ideas para que puedas descargarte parte del trabajo.
  5. Piensa bien la planificación de clases y tiempos. Hay veces que algunas disciplinas o grupos no son rentables y sin embargo, siguen en curso. Cada hora que tus clases estén desocupadas será para ti una pérdida de dinero. Por lo tanto, ofrece clases que tengan buena aceptación y si no es así, no dudes en cambiarlas y ofrecer otras cosas.
  6. Fideliza a tus clientes. Hay acciones que se pueden hacer diariamente que hará que tus clientes sean fieles a tu academia. Recibirles siempre por su nombre, acompañarles al vestuario, u ofrecer descuentos por contratar más de un mes seguido, son algunos de estos ejemplos. También ofrecer seminarios o mini cursos a un precio asequible puede funcionar para que tu alumnado sienta que siempre estás en proceso de mejora y buscando métodos para satisfacerlo.
  7. Cuidado con los permisos y las instalaciones. Una escuela de baile debe contar con permisos e instalaciones adecuadas para la licencia de apertura. En el momento de la pre-apertura debes controlar bien todos estos ítems para que no tengas problemas en un futuro. Piensa que en este tipo de negocio son normales lesiones que podrían acarrearte problemas legales.

Esperamos que te hayan servido estos consejos sobre cómo montar una escuela de baile, y si quieres aportar alguno más ¡nos encantará leerte!

Enviar un comentario